portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

Julio Serrano Castillejos


ver poemario de Julio Serrano Castillejos
ver cuentos y ensayos de Julio Serrano Castillejos

Nuestro noviazgo


Dime muñeca, linda y hermosa
si tiene el cielo hoy tus sonrojos
o bien si puedo besar tus ojos,
tu limpia frente de blanca rosa.

Bello noviazgo que aun imploro
por su limpieza de fino corte
que a mi futura linda consorte
traté tan suave cual polvo de oro.

Si ayer supimos guardar secretas
nuestras miradas de enamorados
si nuestros besos tan agitados
siempre tuvieron horas discretas.

Fuiste mi novia franca y risueña
en los vaivenes de mi locura
y el pensamiento bien te procura
cuando mi mente contigo sueña.

En los abriles del fiel noviazgo
sentí tus manos tocar mi pelo
y con decencia y con recelo
de tu presencia me di un hartazgo.

En el casino te vi perplejo
reír radiante con compostura
mientras brillaba tanta hermosura
como el mercurio de fino espejo.

Ya estando lejos veía la Luna
y te mandaba siempre con ella
mi ardiente beso con cada estrella
y mis pasiones, como ninguna.

Eran mis cartas de novio ignoto
pero mis letras siempre cercanas
y te llegaban por las mañanas
con el aroma de flor de loto.

En cada viaje yo me acercaba
a tu familia de estirpe y raza
y suspiraba por ver tu casa
sin el cerrojo y sin aldaba.

En una fiesta de democracia
llegué a Chiapas como pretexto
y sin decirlo fue mi contexto
gozar tu esencia, vivir tu gracia.

Por fin un día pedí tu mano
a tío Calichis y a tu mamita
y fue en la noche fresca y bonita
que diome el cielo y el fiel arcano.

Ese noviazgo hasta hoy perdura
entre una nena y este poeta
que tiene ansia y no secreta
de amarla siempre y con locura.


Julio Serrano Castillejos

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 01-07-2014
Última modificación: 09-07-2014


regresar




libro de visitas

ver firmar






Copyright © 2001-2003 Comunidad Poética Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Poetic Community Inc. Worldwide Copyrights.


Nuestro noviazgo


Dime muñeca, linda y hermosa
si tiene el cielo hoy tus sonrojos
o bien si puedo besar tus ojos,
tu limpia frente de blanca rosa.

Bello noviazgo que aun imploro
por su limpieza de fino corte
que a mi futura linda consorte
traté tan suave cual polvo de oro.

Si ayer supimos guardar secretas
nuestras miradas de enamorados
si nuestros besos tan agitados
siempre tuvieron horas discretas.

Fuiste mi novia franca y risueña
en los vaivenes de mi locura
y el pensamiento bien te procura
cuando mi mente contigo sueña.

En los abriles del fiel noviazgo
sentí tus manos tocar mi pelo
y con decencia y con recelo
de tu presencia me di un hartazgo.

En el casino te vi perplejo
reír radiante con compostura
mientras brillaba tanta hermosura
como el mercurio de fino espejo.

Ya estando lejos veía la Luna
y te mandaba siempre con ella
mi ardiente beso con cada estrella
y mis pasiones, como ninguna.

Eran mis cartas de novio ignoto
pero mis letras siempre cercanas
y te llegaban por las mañanas
con el aroma de flor de loto.

En cada viaje yo me acercaba
a tu familia de estirpe y raza
y suspiraba por ver tu casa
sin el cerrojo y sin aldaba.

En una fiesta de democracia
llegué a Chiapas como pretexto
y sin decirlo fue mi contexto
gozar tu esencia, vivir tu gracia.

Por fin un día pedí tu mano
a tío Calichis y a tu mamita
y fue en la noche fresca y bonita
que diome el cielo y el fiel arcano.

Ese noviazgo hasta hoy perdura
entre una nena y este poeta
que tiene ansia y no secreta
de amarla siempre y con locura.


Julio Serrano Castillejos

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 01-07-2014
Última modificación: 09-07-2014


regresar



Página vista 488894 veces.