portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

AbelMa


ver poemario de AbelMa
ver cuentos y ensayos de AbelMa

Cero a la izquierda


Tan fácil es olvidar
Miles de momentos vividos
Por una rallada mental
Que nunca he comprendido

Y peor aun, es
Que se escapa de mis manos
Cuanto más cabrón he de ser
Mejor los resultados

Cuando el mimo y la acaricia
Acompañan al sentimiento
La lágrima se hace codicia
Y la tristeza va en aumento

Cuando mi sonrisa es llanto
Y mi llanto es alegría
Sigo meciéndome en la cuna
De mí perdida melancolía

Ahora que claro tengo
Ahora que claro estoy
Ahora que claro siento
No te tengo hoy.

Ahora que mi tormento
Ahora que no se va
Ahora es el momento
De echarme a llorar.

Se la solución clara
Y las medidas a tomar
A tomar por culo te vayas
A joder a otro lugar

Y en ira te pierdas
Y en dolor te abrases
Y con abrazos te hieran
El daño que tú me haces.

Me he quedado ciego
Ciego de tu ceguera
Por la que una vez te culpas
Y que rezas que no vuelva

No quieres volver al pasado
Pero a mi me lo haces sentir
Sufro tu dolor anclado
Y ahora me toca a mí.

Que difícil es lo fácil
Cuando complicado se hace
Cuando quieres una mirada
Y el fuego de ascuas nace

Que difícil tu locura
Que tan sencilla parece
Del amor haces amargura
Y a mi mente estragos haces.

Mil perdones pediste
Mil disculpas acepté
Pero mil, dolor hiciste
En la ingenuidad del ayer.

Me has hecho ver
Aquello que no veía
Yo creía en un renacer
De luces, flores y días

Pero resulta cierto ser
Que tan maravilloso lugar
Ha quedado muerto
En la angustia de tu dudar.

Ya decían las voces de la sabiduría, se bueno y bueno tendrás
Ya se equivocaban las voces de la habladuría, pues si soy malo mejor me dan.

Me niego, me niego en rotundo a admitir una respuesta sin antes haber luchado por mi dignidad.

Has destruido mi coraza pero nunca a mi me destruirás.

Y que baje dios y lo vea, pasaporte al infierno te dé
Que el tridente de mil puntas, algún día te clavaré
Codicia, avaricia y egoísmo
Tres estandartes portas
Y a esos tres mataré
Antes de ver mi alma rota.

Mis versos antes ordenados en cuartetos se dislocan
Ya no tengo el control de mi enfurecida persona y mucho menos de mi conciencia
Ya no se lo que digo y menos lo que siento, al darte cientos de alaridos de placer ahora muertos.

Muertos!!
Muertos los recuerdos, las vivencias y la sonrisa
Has matado a mi diosa, la reina de la felicidad

Muertos!!
Has matado aquella primera noche de lujuria y placer en un coche azul viejo a más no poder…
Has matado aquel primer beso perdido, en la cuesta que aviones en su despegue decoraban…
Has matado aquellos momentos de libido eufórico, dueto de amor y sexo encarnado en ambos…
Has matado la forja que nos unía dentro de la inseparable voluntad de nosotros mismos…
Has matado la bondad de aquellos días y manchado nuestro pasado dulce, con restos de sangre coagulada de las venas de tu incertidumbre abrumadora.

Ódiame o compréndeme.
Duras son mis palabras horribles como duros son los golpes que me has asestado.
Pero si así me siento, no puedo ser mas claro que versando mi incredulidad…
Pues incrédulo me quedo ante tu parsimonia incomprensible.

Ódiame o compréndeme.
Has traído la tempestad a mis campos de paz y serenidad
A mi pueblo retirado de la ira de los males
A mi casa has soplado como lobo a cerditos
A mi corazón has derrocado con dolores infinitos.
Mi silencio ha hablado con todos estos versos que he escrito
Y aunque dolorido y abrumado ni rencor me permito


AbelMa

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 12-10-2013
Última modificación: 00-00-0000


regresar




libro de visitas

ver firmar






Copyright © 2001-2003 Comunidad Poética Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Poetic Community Inc. Worldwide Copyrights.


Cero a la izquierda


Tan fácil es olvidar
Miles de momentos vividos
Por una rallada mental
Que nunca he comprendido

Y peor aun, es
Que se escapa de mis manos
Cuanto más cabrón he de ser
Mejor los resultados

Cuando el mimo y la acaricia
Acompañan al sentimiento
La lágrima se hace codicia
Y la tristeza va en aumento

Cuando mi sonrisa es llanto
Y mi llanto es alegría
Sigo meciéndome en la cuna
De mí perdida melancolía

Ahora que claro tengo
Ahora que claro estoy
Ahora que claro siento
No te tengo hoy.

Ahora que mi tormento
Ahora que no se va
Ahora es el momento
De echarme a llorar.

Se la solución clara
Y las medidas a tomar
A tomar por culo te vayas
A joder a otro lugar

Y en ira te pierdas
Y en dolor te abrases
Y con abrazos te hieran
El daño que tú me haces.

Me he quedado ciego
Ciego de tu ceguera
Por la que una vez te culpas
Y que rezas que no vuelva

No quieres volver al pasado
Pero a mi me lo haces sentir
Sufro tu dolor anclado
Y ahora me toca a mí.

Que difícil es lo fácil
Cuando complicado se hace
Cuando quieres una mirada
Y el fuego de ascuas nace

Que difícil tu locura
Que tan sencilla parece
Del amor haces amargura
Y a mi mente estragos haces.

Mil perdones pediste
Mil disculpas acepté
Pero mil, dolor hiciste
En la ingenuidad del ayer.

Me has hecho ver
Aquello que no veía
Yo creía en un renacer
De luces, flores y días

Pero resulta cierto ser
Que tan maravilloso lugar
Ha quedado muerto
En la angustia de tu dudar.

Ya decían las voces de la sabiduría, se bueno y bueno tendrás
Ya se equivocaban las voces de la habladuría, pues si soy malo mejor me dan.

Me niego, me niego en rotundo a admitir una respuesta sin antes haber luchado por mi dignidad.

Has destruido mi coraza pero nunca a mi me destruirás.

Y que baje dios y lo vea, pasaporte al infierno te dé
Que el tridente de mil puntas, algún día te clavaré
Codicia, avaricia y egoísmo
Tres estandartes portas
Y a esos tres mataré
Antes de ver mi alma rota.

Mis versos antes ordenados en cuartetos se dislocan
Ya no tengo el control de mi enfurecida persona y mucho menos de mi conciencia
Ya no se lo que digo y menos lo que siento, al darte cientos de alaridos de placer ahora muertos.

Muertos!!
Muertos los recuerdos, las vivencias y la sonrisa
Has matado a mi diosa, la reina de la felicidad

Muertos!!
Has matado aquella primera noche de lujuria y placer en un coche azul viejo a más no poder…
Has matado aquel primer beso perdido, en la cuesta que aviones en su despegue decoraban…
Has matado aquellos momentos de libido eufórico, dueto de amor y sexo encarnado en ambos…
Has matado la forja que nos unía dentro de la inseparable voluntad de nosotros mismos…
Has matado la bondad de aquellos días y manchado nuestro pasado dulce, con restos de sangre coagulada de las venas de tu incertidumbre abrumadora.

Ódiame o compréndeme.
Duras son mis palabras horribles como duros son los golpes que me has asestado.
Pero si así me siento, no puedo ser mas claro que versando mi incredulidad…
Pues incrédulo me quedo ante tu parsimonia incomprensible.

Ódiame o compréndeme.
Has traído la tempestad a mis campos de paz y serenidad
A mi pueblo retirado de la ira de los males
A mi casa has soplado como lobo a cerditos
A mi corazón has derrocado con dolores infinitos.
Mi silencio ha hablado con todos estos versos que he escrito
Y aunque dolorido y abrumado ni rencor me permito


AbelMa

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 12-10-2013
Última modificación: 00-00-0000


regresar



Página vista 55726 veces.