portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

glendamunguia


ver poemario de glendamunguia

A las Nueve

Son las siete.

Faltan dos horas.

Dos largas y tristes horas.



No entiendo porqué, de repente,

las agujas del reloj giran tan lentamente.



A las nueve,

a las nueve podré irme a dormir,

sin que sea un escándalo para todos.



Prefiero estar dormida que despierta,

porque cuando estoy dormida no pienso,

no pienso en ti.



Y no siento,

no siento este dolor.



No lloro,

mis ojos están cerrados.



Sólo sueño,

y los sueños son mejores que este tormento.


glendamunguia

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 06-10-2010
Última modificación: 00-00-0000


regresar




libro de visitas

ver firmar






Copyright © 2001-2003 Comunidad Poética Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Poetic Community Inc. Worldwide Copyrights.


A las Nueve

Son las siete.

Faltan dos horas.

Dos largas y tristes horas.



No entiendo porqué, de repente,

las agujas del reloj giran tan lentamente.



A las nueve,

a las nueve podré irme a dormir,

sin que sea un escándalo para todos.



Prefiero estar dormida que despierta,

porque cuando estoy dormida no pienso,

no pienso en ti.



Y no siento,

no siento este dolor.



No lloro,

mis ojos están cerrados.



Sólo sueño,

y los sueños son mejores que este tormento.


glendamunguia

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 06-10-2010
Última modificación: 00-00-0000


regresar



Página vista 21840 veces.