portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

Mariano Bequer


ver poemario de Mariano Bequer

LA CABAÑA DE LA COLINA

Una cabaña, en la colina construí para tí,
una casita hermosa para poder compartir
la alegría de tenerte desde que te conocí,
la alegría de que juntos podamos los dos vivir.

En el patio de la casa he logrado construir
un zaguán muy lindo y bello donde puedas descansar
observando a nuestros hijos que ya empiezan a jugar
como juega la mañana con el sol que va a salir.

Tendrás canas, tendré canas, no lo podremos negar
pero al tiempo inconquistable al fín pudimos vencer.
Con tu amor y con el mío formaremos un hogar
donde juntos viviremos nuestro dulce atardecer.

Seguiré siendo El Poeta que a tu corazón llegó,
seguiras siendo Mi Niña, la que a mi alma conquistó,
y el Señor de las Alturas a los dos nos entregó
el ansiado amor buscado que el destino nos quitó.

Eres tú la flor hermosa... la más linda del jardín,
qué tristeza el no tenerte para poderte abrazar,
pero sé que esta tristeza prontamente tendrá fín
cuando estemos abrazados para podernos amar.

La cabaña se completa con su fuente en el jardín,
pajarillos que se bañan y gorjean sin cesar
y una ermita con la Virgen colocada con el fín
de que siempre nos proteja y nos cuide del pesar.
- - - - - - - - -
Maracaibo, 31/07/03


Mariano Bequer

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 29-08-2008
Última modificación: 00-00-0000


regresar




libro de visitas

ver firmar






Copyright © 2001-2003 Comunidad Poética Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Poetic Community Inc. Worldwide Copyrights.


LA CABAÑA DE LA COLINA

Una cabaña, en la colina construí para tí,
una casita hermosa para poder compartir
la alegría de tenerte desde que te conocí,
la alegría de que juntos podamos los dos vivir.

En el patio de la casa he logrado construir
un zaguán muy lindo y bello donde puedas descansar
observando a nuestros hijos que ya empiezan a jugar
como juega la mañana con el sol que va a salir.

Tendrás canas, tendré canas, no lo podremos negar
pero al tiempo inconquistable al fín pudimos vencer.
Con tu amor y con el mío formaremos un hogar
donde juntos viviremos nuestro dulce atardecer.

Seguiré siendo El Poeta que a tu corazón llegó,
seguiras siendo Mi Niña, la que a mi alma conquistó,
y el Señor de las Alturas a los dos nos entregó
el ansiado amor buscado que el destino nos quitó.

Eres tú la flor hermosa... la más linda del jardín,
qué tristeza el no tenerte para poderte abrazar,
pero sé que esta tristeza prontamente tendrá fín
cuando estemos abrazados para podernos amar.

La cabaña se completa con su fuente en el jardín,
pajarillos que se bañan y gorjean sin cesar
y una ermita con la Virgen colocada con el fín
de que siempre nos proteja y nos cuide del pesar.
- - - - - - - - -
Maracaibo, 31/07/03


Mariano Bequer

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 29-08-2008
Última modificación: 00-00-0000


regresar



Página vista 32936 veces.