portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

JORGE VILLEGAS Y DAVILA


ver poemario de JORGE VILLEGAS Y DAVILA

HISTORIAL (1)

Al año de haber dejado de tomar
Y ya en proceso de recuperación
Yo les quiero a ustedes relatar
Un suceso que helome el corazón.

Un hombre joven que acudió
A donde yo prestaba mis servicios
Al parecer en mí reconoció
Al borrachín cegado por sus vicios.

A la insistencia tenáz de su mirada
Me le acerqué para inquirir si lo sabía
Y él respondió con voz entrecortada
Que a un anciano tomador me parecía.

Agregó que al borracho del que hablaba
Su “Palomilla” apodaba “La Llorona”
Pues arrastrando su miseria este gritaba
El nombre tal vez de una persona.

Un algo inexplicable presentí
Al escuchar esta parte del relato
Y con vehemencia le insistí
Terminara, lo cual hizo en el acto.

El nombre que aquel ente profería
Aullando como bestia que se acosa
Angélica, parecía que el decía
Y señores...Angélica es, mi esposa.


18-IX-74


JORGE VILLEGAS Y DAVILA

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 05-10-2005
Última modificación: 00-00-0000


regresar




libro de visitas

ver firmar






Copyright © 2001-2003 Comunidad Poética Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Poetic Community Inc. Worldwide Copyrights.


HISTORIAL (1)

Al año de haber dejado de tomar
Y ya en proceso de recuperación
Yo les quiero a ustedes relatar
Un suceso que helome el corazón.

Un hombre joven que acudió
A donde yo prestaba mis servicios
Al parecer en mí reconoció
Al borrachín cegado por sus vicios.

A la insistencia tenáz de su mirada
Me le acerqué para inquirir si lo sabía
Y él respondió con voz entrecortada
Que a un anciano tomador me parecía.

Agregó que al borracho del que hablaba
Su “Palomilla” apodaba “La Llorona”
Pues arrastrando su miseria este gritaba
El nombre tal vez de una persona.

Un algo inexplicable presentí
Al escuchar esta parte del relato
Y con vehemencia le insistí
Terminara, lo cual hizo en el acto.

El nombre que aquel ente profería
Aullando como bestia que se acosa
Angélica, parecía que el decía
Y señores...Angélica es, mi esposa.


18-IX-74


JORGE VILLEGAS Y DAVILA

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 05-10-2005
Última modificación: 00-00-0000


regresar



Página vista 45993 veces.