portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

Julio Serrano Castillejos


ver poemario de Julio Serrano Castillejos
ver cuentos y ensayos de Julio Serrano Castillejos

Soldadera mexicana

Soldadera mexicana
combatiste en el ensueño
de cananas bien cruzadas
fuiste reina por tu empeño
de salvar a nuestra Patria
escondiendo muchas balas
en tu seno prodigioso
en la canasta del “rancho”
y en tu falda almidonada.

Te colgabas de los trenes
en Jalisco y en Celaya
y eras fiel a tu marido
y a la guerra soberana
pues peleabas boca abajo
si a la lucha te llevaban
y mandabas al carajo
a los pelones de Huerta
y era tu choza tan blanca
para el amigo la puerta.

Te vi en luchas febriles
de muy lejanas campañas
en diciembre en los abriles
pelear en altas montañas
y llevar a tu costado
por si hiciera alguna falta
el máuser siempre cargado
y en tu rebozo tan blanco
un “chilpallate” enrollado.

No te puedo regalar
soldadera mexicana
de mármol un monumento
ni canciones prodigiosas
pero sí mi sentimiento
y mi amor enternecido.
Vaya a ti mi pensamiento
en este blanco papel
y sean mis letras tan pobres
el recuerdo a tu memoria
tu corona de oropel.


Julio Serrano Castillejos

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 15-07-2019
Última modificación: 15-07-2019


regresar




libro de visitas

ver firmar






Copyright © 2001-2003 Comunidad Poética Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Poetic Community Inc. Worldwide Copyrights.


Soldadera mexicana

Soldadera mexicana
combatiste en el ensueño
de cananas bien cruzadas
fuiste reina por tu empeño
de salvar a nuestra Patria
escondiendo muchas balas
en tu seno prodigioso
en la canasta del “rancho”
y en tu falda almidonada.

Te colgabas de los trenes
en Jalisco y en Celaya
y eras fiel a tu marido
y a la guerra soberana
pues peleabas boca abajo
si a la lucha te llevaban
y mandabas al carajo
a los pelones de Huerta
y era tu choza tan blanca
para el amigo la puerta.

Te vi en luchas febriles
de muy lejanas campañas
en diciembre en los abriles
pelear en altas montañas
y llevar a tu costado
por si hiciera alguna falta
el máuser siempre cargado
y en tu rebozo tan blanco
un “chilpallate” enrollado.

No te puedo regalar
soldadera mexicana
de mármol un monumento
ni canciones prodigiosas
pero sí mi sentimiento
y mi amor enternecido.
Vaya a ti mi pensamiento
en este blanco papel
y sean mis letras tan pobres
el recuerdo a tu memoria
tu corona de oropel.


Julio Serrano Castillejos

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 15-07-2019
Última modificación: 15-07-2019


regresar



Página vista 477930 veces.