portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

Julio Serrano Castillejos


ver poemario de Julio Serrano Castillejos
ver cuentos y ensayos de Julio Serrano Castillejos

Mundo y canto



Mundo y canto tenía en las madrugadas
la fiesta juvenil
del íntimo paisaje de mi pueblo
tan lleno de emociones
y en horas consagradas
fundiánse las almas y el ensueño.

Y el mundo que rodaba cuesta abajo
en las calles alegres, peregrinas
de luces y tejados
reveló las miradas impacientes
de castos corazones
en todas las esquinas
que van y vienen
y voces polvorientas
que suelen transitar en esta vida.

Y fue el canto también la voz primera
de un ave a la distancia
que engalana el aire
y el santo sortilegio de un poema
el reposado aroma de las rosas
que huelen a teorema
y cubren cual bellas mariposas
las manos de mi amada, tan supremas.

Mundo y canto tenían las pulcras damas
de crinolina incierta
y mística realeza
y en la plaza rumbosos flamboyanes,
en relieve un mapa,
en el aire el aroma de los panes
y con gritos singulares
vendedoras de quesos y tamales.

Jamás olvidaré el mundo y canto
del pueblo que percibo
aun incorruptible,
rinconcito otrora casi santo
del reposo de esencias y contrastes
donde pudo florecer
mi joven corazón… en el encanto.







Julio Serrano Castillejos

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 19-07-2014
Última modificación: 30-07-2017


regresar




libro de visitas

ver firmar






Copyright © 2001-2003 Comunidad Poética Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Poetic Community Inc. Worldwide Copyrights.


Mundo y canto



Mundo y canto tenía en las madrugadas
la fiesta juvenil
del íntimo paisaje de mi pueblo
tan lleno de emociones
y en horas consagradas
fundiánse las almas y el ensueño.

Y el mundo que rodaba cuesta abajo
en las calles alegres, peregrinas
de luces y tejados
reveló las miradas impacientes
de castos corazones
en todas las esquinas
que van y vienen
y voces polvorientas
que suelen transitar en esta vida.

Y fue el canto también la voz primera
de un ave a la distancia
que engalana el aire
y el santo sortilegio de un poema
el reposado aroma de las rosas
que huelen a teorema
y cubren cual bellas mariposas
las manos de mi amada, tan supremas.

Mundo y canto tenían las pulcras damas
de crinolina incierta
y mística realeza
y en la plaza rumbosos flamboyanes,
en relieve un mapa,
en el aire el aroma de los panes
y con gritos singulares
vendedoras de quesos y tamales.

Jamás olvidaré el mundo y canto
del pueblo que percibo
aun incorruptible,
rinconcito otrora casi santo
del reposo de esencias y contrastes
donde pudo florecer
mi joven corazón… en el encanto.







Julio Serrano Castillejos

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 19-07-2014
Última modificación: 30-07-2017


regresar



Página vista 489164 veces.