portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

Carlos Cañas


ver poemario de Carlos Cañas
ver cuentos y ensayos de Carlos Cañas

Pétalos de plata

Pétalos de Plata.

Fulgores de luna sobre la noche sombría,
sombría y secreta como siempre suele ser.
Adornada con estrellas, puestas al atardecer;
quieta, silente, secreta, sus brazos abría.

Atravesaban mil suspiros derramados por tu boca,
más ninguno llegaba a mis labios sedientos de aurora.

Noche mágica , juntos los dos, imágenes que se pierden
en el mágico misticismo de un lago apacible,
juntos y solos y unidos bajo las constelaciones.

Cisnes se pasean por las aguas en pétalos de plata,
cuando Luna sonríe y céfiro canta su melodía silenciosa
en las copas de los pinos que danzan alegres sin querer.

Y nosotros solos, sin besos, sin miedo, sin prejuicios;
danzando bajo la luna, unidos en el instante, unidos por la noche,
silentes, amando sin querer, sin decir, sin saber;
sin sospechar si quiera que nunca más nos volveríamos a ver.




Carlos Cañas

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 15-10-2003
Última modificación: 00-00-0000


regresar




libro de visitas

ver firmar






Copyright © 2001-2003 Comunidad Poética Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Poetic Community Inc. Worldwide Copyrights.


Pétalos de plata

Pétalos de Plata.

Fulgores de luna sobre la noche sombría,
sombría y secreta como siempre suele ser.
Adornada con estrellas, puestas al atardecer;
quieta, silente, secreta, sus brazos abría.

Atravesaban mil suspiros derramados por tu boca,
más ninguno llegaba a mis labios sedientos de aurora.

Noche mágica , juntos los dos, imágenes que se pierden
en el mágico misticismo de un lago apacible,
juntos y solos y unidos bajo las constelaciones.

Cisnes se pasean por las aguas en pétalos de plata,
cuando Luna sonríe y céfiro canta su melodía silenciosa
en las copas de los pinos que danzan alegres sin querer.

Y nosotros solos, sin besos, sin miedo, sin prejuicios;
danzando bajo la luna, unidos en el instante, unidos por la noche,
silentes, amando sin querer, sin decir, sin saber;
sin sospechar si quiera que nunca más nos volveríamos a ver.




Carlos Cañas

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 15-10-2003
Última modificación: 00-00-0000


regresar



Página vista 63316 veces.