portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

Maria*


ver poemario de Maria*
ver cuentos y ensayos de Maria*

Una anecdota de mi padre

Mi padre era un señor que todo daba por nosotros: sus hijos, no había cosa que nosotros deseáramos que el no nos la cumpliera.
Un día estábamos mi hermano menor y yo sentados haciendo la tarea de la escuela.
Mientras la hacíamos veíamos a través de la ventana que daba al patio un papalote que volada muy alto pero no comentábamos nada, estábamos tan concentrados en nuestras actividades que no lo tomábamos en cuenta.
Para esa hora llegaba mi padre del trabajo, serian como las 5 de la tarde.
El invariablemente llegaba y a manera de cariño nos tocaba las cabeza y se dirigía a las cazuelas de la comida pues mi madre trabajaba todo el día y en ese momento no estaba en casa.
Cuando ya termino de comer voltio a ver la ventana y comento que había un papalote volando muy alto, eso es lo que ocupábamos mi hermano y yo.
Saltamos de nuestro sitio y le dijimos que si el sabia hacerlos.
-Si, cuando yo era niño me gustaba volarlos y llegaban mas arriba que ese que ven.

Nosotros pusimos cara de incredulidad y el para quitarnos la duda nos ordeno traer papel, unas varillitas, un cordón y por supuesto tela para hacer la cola del mismo; y diciendo y haciendo se dispuso a hacer el famoso papalote, una vez elaborado nos subimos al techo de la casa que como yo vivía en una manzana de casa antiguas, la azotea era bastante grande si se toman en cuenta las casas juntas.
Ya arriba se puso don Víctor de un lado mientras que le decía a mi hermano:
- Fíjate bien, toma el papalote y lo levantas alto, luego te vienes corriendo hasta conmigo para "darle hilo".

Así lo hizo , pero el primer intento el papalote se "pico" y se clavo en el suelo.
- No!!!, fíjate bien lo que te digo, súbete a esas tejas y de allí lo sueltas.
De nuevo mi hermano lo tomo, se subió a donde le decían y lo soltó...el papalote voló unos metros mas y de nuevo volvió a clavarse.
Yo creo que le falta mas cola, "hija ve abajo te traes las tijeras el pedazo de tela que sobro para ponérsela".

Una vez puesta la cola que le faltaba y un poco desesperado le repitió la orden pero ahora que se fuera mas lejos.
Despues de varios intentos el papalote se negaba a volar, no le faltaba nada, ya tenia cola suficiente, hilo fuerte y no se explicaba porque no volaba si había bastante aire y el papalote que veíamos seguía en el cielo moviendo su cola como diciéndonos "no la van hacer".
Ya casi al borde de la desesperación y nosotros que nos queríamos ir a jugar le dijo a mi hermano:
- Es la ultima vez que lo hacemos..haste pa lla, y aviéntalo alto!!!!
Como cosa de magia el papalote comenzó a elevarse con movimientos zigzagueantes, se fue yendo como a unos 20 metros de altura y justo en ese momento, que comienza una bajada vertiginosa y en picada que termino enredándose en los alambres, nomas nos vimos las caras y dice mi hermano:
- Mmmm yo creí que sabias hacer papalotes
Mientras que yo le decia:
- Para eso?? Mejor me hubiera ido a jugar
El nomás nos vio con cara muy seria y nos dice:
- Ah si?? Pues los dos inmediatamente en lugar de irse a jugar se me van hacer la tarea y ya no frieguen mas.
Nos bajo de volada a continuar con la tarea mientras el papalote que veíamos parecia reirse de nosotros desde las alturas




Maria*

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 18-06-2006
Última modificación: 00-00-0000


regresar




libro de visitas

ver firmar



Página vista 186472 veces.