portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

Fernando Pérez.


ver poemario de Fernando Pérez.

DESIDERATA

A orillas del viento caminan mis deseos,
a veces buscando cosas imposibles,
a veces simplemente recabando ideales
que se escapan de mis manos...

Lo auténtico está lejos,
la pureza de corazón, perdida,
la mirada serena escondida en las calles,
a la espera de un galan
que le prometa amor eterno...

Y mientras tanto yo miro muy adentro,
acariciando la estima conseguida,
para que jamás se escape,
para que viva en el jardín de mis sueños...

¡Quiero saber que pasa ahí dentro!
donde las entrañas del ser
ocultan el misterio del hombre,
donde el riego sanguíneo,
es capaz de estremecer su camino,
al tiempo que se enfría
cual témpano de hielo.

Pero mis sueños
se resisten a caminar descalzos,
a sucumbir en el tiempo y el espacio...
Mis sueños son valientes,
mis sueños no se duermen
a la primera de cambio...
Mis sueños no se niegan a seguir soñando...
Soñé que el horizonte era alcanzable,
que la palabra, luna llena,
que una promesa de amor, la eternidad.
Soñé también que las campanas vuelan,
que el llanto era imposible,
soñé que la paz era el rostro
de un recien nacido, también soñé contigo,
soñé que la hermosura era compartida,
que la voz de la conciencia era escuchada,
soñé que el hombre y la mujer
ya se entendían,
¡Y tantas otras cosas yo soñé!

Soñé que buscar la verdad no era pecado,
soñé que los pobres no existían,
también soñé que caminar en pos del infinito
no estaba prohibido,
que orar en la esquina de una pradera verde,
era saludable,
que querer tu cariño, necesario.
También soñé que había encontrado
mi razón de ser en esta vida...
¡Y tantas otras cosas yo soñé!

Soñé que la mar era el destino,
las olas de las playas, su regazo,
que la blanca espuma su consuelo...
Soñé con la tristeza de los otros
y entristeció la mía.

Soñé que el hombre nuevo ya venía,
que su tardanza en llegar,
se debía a razones ajenas a su voluntad,
que por él, ahora mismo
aquí se presentaba,
también soñé que ser feliz era para siempre,
¡Y tantas otras cosas yo soñé!

Soñé que la angustia y la desfachatez,
se habían enlazado en lindo matrimonio,
soñé que la amistad y el vino
eran compañeros,
que la dulzura el abrazo y el beso,
cosa de todos los días...
También soñé con un carro de estrellas,
con el cosmos, con el lucero del alba,
con tus ojos negros de azabache...
Soñé que la soledad
estaba en búsqueda y captura,
que el infierno condenado a cadena perpetua,

¡Y TODOS ESTOS SUEÑOS YO SOÑÉ!!

Nota:
Desiderata es palabra latina que significa \\"cosas que se desean\\"


Fernando Pérez.

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 02-06-2003
Última modificación: 00-00-0000


regresar




libro de visitas

ver firmar



Página vista 285600 veces.