portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

Daniel Adrián Madeiro


ver poemario de Daniel Adrián Madeiro
ver cuentos y ensayos de Daniel Adrián Madeiro

NO MÁS DE VEINTE LÍNEAS (Acróstico)

No dudo que veinte líneas han de ser suficientes,
obra bien quien aprende a respetar su espacio.
Mágico juego es éste de sujetarse a veinte,
abreviar el discurso sin que quede truncado;
saber desde el principio el fin que se persigue,
despejar los temores, alejar los fantasmas,
enarbolar la pluma de nuestro Word insigne,
venerar con el verso a Bill Gates desde el alma.
Entonces, veinte líneas suena a número áureo,
imposible es sentir cercado el infinito;
nace el verso y le da sentido al diccionario
tratando a la palabra como una madre al hijo.
Escribo cada verso pensando que hasta veinte
líneas puede tener el poema elegido.
Imploro inspiración y las musas al verme
navegan laboriosas cada verso que escribo.
Está cerca el final, se avista el horizonte,
anclo aquí y con mi espada he de grabar mi sello;
suman veinte los signos que conforman mi nombre,
con acento incluido: Daniel Adrián Madeiro.


Daniel Adrián Madeiro

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 19-04-2004
Última modificación: 00-00-0000


regresar




libro de visitas

ver firmar






Copyright © 2001-2003 Comunidad Poética Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Poetic Community Inc. Worldwide Copyrights.


NO MÁS DE VEINTE LÍNEAS (Acróstico)

No dudo que veinte líneas han de ser suficientes,
obra bien quien aprende a respetar su espacio.
Mágico juego es éste de sujetarse a veinte,
abreviar el discurso sin que quede truncado;
saber desde el principio el fin que se persigue,
despejar los temores, alejar los fantasmas,
enarbolar la pluma de nuestro Word insigne,
venerar con el verso a Bill Gates desde el alma.
Entonces, veinte líneas suena a número áureo,
imposible es sentir cercado el infinito;
nace el verso y le da sentido al diccionario
tratando a la palabra como una madre al hijo.
Escribo cada verso pensando que hasta veinte
líneas puede tener el poema elegido.
Imploro inspiración y las musas al verme
navegan laboriosas cada verso que escribo.
Está cerca el final, se avista el horizonte,
anclo aquí y con mi espada he de grabar mi sello;
suman veinte los signos que conforman mi nombre,
con acento incluido: Daniel Adrián Madeiro.


Daniel Adrián Madeiro

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 19-04-2004
Última modificación: 00-00-0000


regresar



Página vista 135600 veces.