portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

gaviota frágil


ver poemario de gaviota frágil
ver cuentos y ensayos de gaviota frágil

Para Elena.

Es el brillo de tu mirada,
es el sonreir de tu cara,
es la exactitud de palabra,
que hace mas grande tu alma.

En esa mesa ante tí tumbada,
ojos fijos en el acelerador,
una lágrima que se escapa,
mirándote, veo mi vida pasada.

Cuando era alegría, fuerza,
a todo le restaba importancia,
derrochaba amor en cada técnica,
lo tenia todo estando sana.

Ahora dicen que soy fuerte,
ante tí se me cayó la máscara,
me sentía muy débil, sola,
ese instante me senti arropada.

Cuando el alma duele asi, Elena
los antidepresivos no bastan,
no los quiero mientras pueda
contar con esa ternura que calma.

No dejes que la rutina te cambie,
no dejes de regalar esa humanidad
que te caracteriza, se te escapa,
y que en unos segundos nos cambia.

Las técnicos tambien saben de amor,
saben lo que ese día nos hace falta,
pudiste llegarme con ternura y gracia,
acallándome el miedo que me bloqueaba.

Te llevo en mi retina, y corazón,
desde esa tarde gris, escarchada,
a la que tú diste sentido y color,
con mimo especial y calidez necesaria.

Por ello desde hoy, te doy gracias,
deseándote soles nuevos, mil venturas,
todas te las mereces, por ser así,
de entrañable, única, y profesional,
tanto por dentro como por fuera, guapa.

(En mi último día de tratamiento,
para Elena, técnico de radioterápia,
de esta enfermera, que ve la profesión
ahora desde la otra orilla).

Zaragoza 23.11.2003 hora 15′45






gaviota frágil

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 23-11-2003
Última modificación: 14-05-2004


regresar




libro de visitas

ver firmar



Página vista 588748 veces.