portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

gaviota frágil


ver poemario de gaviota frágil
ver cuentos y ensayos de gaviota frágil

Amanecer, contigo desde lejos.

El Sol me despierta, me acaricia,
y jirando traspasa mis cristales,
rayos de luz que simulan caminitos,
donde andariegos sueños se distraen.

Se eleva por el aire el pensamiento,
sin puertas para cerrar la fantasía,
me despierta la mañana, lentamente,
sol se va a poner en la otra orilla.

Recogió el mar estrellas de tu cielo,
con parpadeante brillo sobre el agua,
en mi noche se apagan los luceros,
que en cortejo a la luna rodeaban.

Amanece despacio esta isla mía,
el viejo drago sus ramas despereza,
savia roja, cual sangre de volcanes,
de los altivos montes de mi tierra .

Otra costa adormece, dulcemente,
en la sobra que a lo lejos se recorta
secretas huella guarda, de otra gente
plácidas horas en que allí todo reposa.

No importa sean lejanos los rumbos,
con tierras semejantes que se abrazan,
igualando el latir de los corazones,
piel y sabor de las diferentes razas.

Tus pueblos se aquietan, en silencio
asoma el sol que llega a saludarme,
duerme serena soñando amaneceres,
vuelvas con paz, libre a despertarte.

Aguardaré que regrese aquella alondra
que alegró mi ventanal, cada mañana
como me enamoró su dulce canto,
el amanecer se entristece con su falta.

Mientras reviven tus faroles apagados,
se extinguirán en mi noche los luceros,
yo esperaré tranquila el nuevo día,
por si retorna con su canto, desde lejos.

(a lo que pudo ser y no fué)


gaviota frágil

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 26-08-2003
Última modificación: 14-05-2004


regresar




libro de visitas

ver firmar



Página vista 593410 veces.