portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

gaviota frágil


ver poemario de gaviota frágil
ver cuentos y ensayos de gaviota frágil

Despojada ya de todo.

Bendito el lecho que hoy
tras tu marcha inesprada,
en la noche me recibe, y
me proporciona el descanso.

El silencio que nos acoge,
recibe, da un cierto sosiego,
al hecho de desnudarnos.

Si uno se acuesta vestido,
no descansa bien.

Es bueno en este lecho del silencio
desvestirse, despojarse de todo lo
que la vida nos oculta.

Desprenderse de tantos papeles
que uno hace, disfraces que ocultan
nuestro semblante ímtimo,
aquello que estamos llamados a ser.

Descansarás mejor en la medida
que en el silencio te desvistas,
te desprendas.

Bendita la hora de la noche
que nos acoge y propicia,
un oportuno descanso.

Que en esta hora te puedas
desprender de todo.

No descansarás en el silencio
si no te desvistes.
Si no te permites quedar en
pura desnudez.

Quizá uno no se desviste tanto
para reconocer su propia verdad.

En el desprendimiento del silencio,
aparece toda la verdad.

Bendita la noche,
Bendito el lecho,
Bendito el silencio.


gaviota frágil

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 12-08-2003
Última modificación: 14-05-2004


regresar




libro de visitas

ver firmar



Página vista 629467 veces.