portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

Mashas


ver poemario de Mashas
ver cuentos y ensayos de Mashas

MUJER

Mujer que vino al hombre,
como lo mas delicado
y para hacer delicado al hombre,
para darle deseos, para darle una vida,
para darle una razón,
para ser lo que te enternece,
para sentirse amado,
para germinar el fruto del vientre,
para soñar, y vivir despierto,
para abrazarla de noche,
para sentir su calor,
su esencia, su mano amiga,
su hombro con quien llorar,
sus pasos con que llevas,
su espalda con que cargar,
esa carga que es difícil de llevar.

Mujer Dios te hizo tierra,
dado que asientas tus ideas
que son firmes y en ti germinan,
por ti florecen,
y por ti dan fruto;
Mujer Dios te hizo tierra,
el hombre puede ser agua
que en ti descansa y sobre ti se posa,
sin ti, no se contiene,
ambos forman maremotos y cambian mundos;
El hombre puede ser viento
que te acaricia pero jamás te mueve,
te da forma pero no te cambia,
te unes a él en tormentas de arena.
El hombre puede ser semilla,
y en ti siembra,
y en ti ocurre el milagro de la vida.


Mashas

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 09-03-2012
Última modificación: 00-00-0000


regresar




libro de visitas

ver firmar






Copyright © 2001-2003 Comunidad Poética Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Poetic Community Inc. Worldwide Copyrights.


MUJER

Mujer que vino al hombre,
como lo mas delicado
y para hacer delicado al hombre,
para darle deseos, para darle una vida,
para darle una razón,
para ser lo que te enternece,
para sentirse amado,
para germinar el fruto del vientre,
para soñar, y vivir despierto,
para abrazarla de noche,
para sentir su calor,
su esencia, su mano amiga,
su hombro con quien llorar,
sus pasos con que llevas,
su espalda con que cargar,
esa carga que es difícil de llevar.

Mujer Dios te hizo tierra,
dado que asientas tus ideas
que son firmes y en ti germinan,
por ti florecen,
y por ti dan fruto;
Mujer Dios te hizo tierra,
el hombre puede ser agua
que en ti descansa y sobre ti se posa,
sin ti, no se contiene,
ambos forman maremotos y cambian mundos;
El hombre puede ser viento
que te acaricia pero jamás te mueve,
te da forma pero no te cambia,
te unes a él en tormentas de arena.
El hombre puede ser semilla,
y en ti siembra,
y en ti ocurre el milagro de la vida.


Mashas

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 09-03-2012
Última modificación: 00-00-0000


regresar



Página vista 163784 veces.