portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

Mashas


ver poemario de Mashas
ver cuentos y ensayos de Mashas

Los pensamientos del Viento

Doblegue mi espíritu y mi fuerza,
me convertí inquebrantablemente
apegado a ti, resopla un murmullo
que resulto de mis huesos
y ya decían tu nombre, dado que en mi mente
se clavaba tu esencia.

¿Es necesario domesticar los instintos
para ser feliz?
¿Y es la felicidad un destino que se busca?
¿Será que a veces él te encuentra, o te usa?
¿Será que el destino es un viento que no
encuentra dirección?

El palmo de tu viento me hablo,
tu cuello me incitaba,
tus dedos me reclamaban,
y la liviandad de tu cuerpo
discutía con el mío.

¿Cómo podré escapar de ti
si tus ojos alumbran mi sendero?
¿Cómo me desvaneceré si soy el viento
y tu eres firmamento?
¿Y mis sentimientos son aves que navegan en mi?.
Viven y se reproducen en mi,
existo porque me escucho,
existo porque existes y eso es un eco
que deambula en el marasmo de mi piel,
terminaré hecho tirones entre pensamientos
que inocuos no tienen desenlace,
como tampoco este poema que es eterno
en mi mente.
Soy hijo del viento que sondeando los abismos,
resucito de un soplo de la cueva,
del movimiento de la ola,
del ir y venir de un destello de pez,
del movimiento del mundo y sus galaxias.


Mashas

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 13-06-2011
Última modificación: 00-00-0000


regresar




libro de visitas

ver firmar






Copyright © 2001-2003 Comunidad Poética Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Poetic Community Inc. Worldwide Copyrights.


Los pensamientos del Viento

Doblegue mi espíritu y mi fuerza,
me convertí inquebrantablemente
apegado a ti, resopla un murmullo
que resulto de mis huesos
y ya decían tu nombre, dado que en mi mente
se clavaba tu esencia.

¿Es necesario domesticar los instintos
para ser feliz?
¿Y es la felicidad un destino que se busca?
¿Será que a veces él te encuentra, o te usa?
¿Será que el destino es un viento que no
encuentra dirección?

El palmo de tu viento me hablo,
tu cuello me incitaba,
tus dedos me reclamaban,
y la liviandad de tu cuerpo
discutía con el mío.

¿Cómo podré escapar de ti
si tus ojos alumbran mi sendero?
¿Cómo me desvaneceré si soy el viento
y tu eres firmamento?
¿Y mis sentimientos son aves que navegan en mi?.
Viven y se reproducen en mi,
existo porque me escucho,
existo porque existes y eso es un eco
que deambula en el marasmo de mi piel,
terminaré hecho tirones entre pensamientos
que inocuos no tienen desenlace,
como tampoco este poema que es eterno
en mi mente.
Soy hijo del viento que sondeando los abismos,
resucito de un soplo de la cueva,
del movimiento de la ola,
del ir y venir de un destello de pez,
del movimiento del mundo y sus galaxias.


Mashas

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 13-06-2011
Última modificación: 00-00-0000


regresar



Página vista 163778 veces.