portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

Maria*


ver poemario de Maria*
ver cuentos y ensayos de Maria*

LA MUÑECA DE AMI

Ami era una niña muy alegre para todos tenia una sonrisa, muy inteligente pues sus maestros así lo atestiguaban, le gustaba mucho leer cuentos y poesías por lo que constantemente se le veía componer poemas y cuentos, nunca estaba triste, siempre tenia la palabra exacta para cada personita, pero a pesar de ser una niña modelo, ella guardaba en su interior una tristeza: no tenía mamá

Esa noche la niña pidió a su padre una muñeca, pero no era una muñeca cualquiera, debía ser muy especial. La muñeca debería de ser amiga de ella, de brindar amor, de dar apoyo cuando se ocupara, de consolar en momentos difíciles, de reir cuantas veces se necesitaba o de llorar cuando alguna pena los embargara.

Su padre al escucharla, le dijo que esas muñecas no estaban en venta porque aquel tipo de juguetes eran tan especiales que no los hacían con esa perfección

-"Duerme hija, duerme que mañana es Navidad".

Esa noche Ami soñó a una mujer muy bella, con una mirada tranquila y una gran sonrisa de paz, y le ofrecía un vaso con agua pues traía sed. La mujer era muy joven, y traía un pequeño bebe cargando, el más hermoso que ella hubiera visto y que le dio los brazos en cuanto la vio. Ami sintió una gran alegría cuando toco al niño y le dijo a la mama del pequeño que le hubiera gustado que su madre estuviera esa noche en casa.

La joven madre le dijo que no se sintiera triste pues su mamá desde donde estaba la bendecía todos los días y que le daba mucha alegría ver que su hija era la mejor de todas las niñas, haciendo eso, poso un beso en la frente de Ami y se despidió.

Al día siguiente era navidad, los niños abrían sus regalos, las personas adultas cuando se encontraban se abrazaban y reián, Ami no, ella dejo de sonreir 6 años atrás, se sentó en la entrada de su casa y se puso a ver sus regalos, no cabía duda que su padre se esmeraba por darle los mas bellos, pero de su pensamiento la muñeca anhelada no se apartaba.

Acompañó a su padre a la iglesia y se hinco a orar con mucha fé confiada en que Dios la escucharía.

-"Padre Nuestro que estas en el cielo..."

Cuando caminó a recibir el cuerpo de Cristo iba tan absorta estaba en su oración que no se fijó del pequeño pozo del suelo, trastabilló, y cayó raspándose la rodilla que inmediatamente comenzó a sangrar.

Alguien se acercó a la niña y con su mano de mujer le limpió las lágrimas que rodaban por su cara y le ayudó a levantarse...

Ami quiso ver el rostro de la persona que la ayudaba y cual no fue su sorpresa que era muy parecida a la mujer de su sueño. Casi inmediatamente volteó a ver la imagen de la virgen que le pareció que sonreirá, por eso permitió que la señora la ayudara. El padre de la niña se acercó y le dió las gracias estrechándole la mano en señal se agradecimiento.

Ami sonrió para sus adentros pues supo ese día que su muñeca estaba próxima a llegar...

FELIZ NAVIDAD PARA TODOS LOS POETAS DE CORAZÓN


Maria*

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 07-12-2003
Última modificación: 00-00-0000


regresar




libro de visitas

ver firmar






Copyright © 2001-2003 Comunidad Poética Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Poetic Community Inc. Worldwide Copyrights.


LA MUÑECA DE AMI

Ami era una niña muy alegre para todos tenia una sonrisa, muy inteligente pues sus maestros así lo atestiguaban, le gustaba mucho leer cuentos y poesías por lo que constantemente se le veía componer poemas y cuentos, nunca estaba triste, siempre tenia la palabra exacta para cada personita, pero a pesar de ser una niña modelo, ella guardaba en su interior una tristeza: no tenía mamá

Esa noche la niña pidió a su padre una muñeca, pero no era una muñeca cualquiera, debía ser muy especial. La muñeca debería de ser amiga de ella, de brindar amor, de dar apoyo cuando se ocupara, de consolar en momentos difíciles, de reir cuantas veces se necesitaba o de llorar cuando alguna pena los embargara.

Su padre al escucharla, le dijo que esas muñecas no estaban en venta porque aquel tipo de juguetes eran tan especiales que no los hacían con esa perfección

-"Duerme hija, duerme que mañana es Navidad".

Esa noche Ami soñó a una mujer muy bella, con una mirada tranquila y una gran sonrisa de paz, y le ofrecía un vaso con agua pues traía sed. La mujer era muy joven, y traía un pequeño bebe cargando, el más hermoso que ella hubiera visto y que le dio los brazos en cuanto la vio. Ami sintió una gran alegría cuando toco al niño y le dijo a la mama del pequeño que le hubiera gustado que su madre estuviera esa noche en casa.

La joven madre le dijo que no se sintiera triste pues su mamá desde donde estaba la bendecía todos los días y que le daba mucha alegría ver que su hija era la mejor de todas las niñas, haciendo eso, poso un beso en la frente de Ami y se despidió.

Al día siguiente era navidad, los niños abrían sus regalos, las personas adultas cuando se encontraban se abrazaban y reián, Ami no, ella dejo de sonreir 6 años atrás, se sentó en la entrada de su casa y se puso a ver sus regalos, no cabía duda que su padre se esmeraba por darle los mas bellos, pero de su pensamiento la muñeca anhelada no se apartaba.

Acompañó a su padre a la iglesia y se hinco a orar con mucha fé confiada en que Dios la escucharía.

-"Padre Nuestro que estas en el cielo..."

Cuando caminó a recibir el cuerpo de Cristo iba tan absorta estaba en su oración que no se fijó del pequeño pozo del suelo, trastabilló, y cayó raspándose la rodilla que inmediatamente comenzó a sangrar.

Alguien se acercó a la niña y con su mano de mujer le limpió las lágrimas que rodaban por su cara y le ayudó a levantarse...

Ami quiso ver el rostro de la persona que la ayudaba y cual no fue su sorpresa que era muy parecida a la mujer de su sueño. Casi inmediatamente volteó a ver la imagen de la virgen que le pareció que sonreirá, por eso permitió que la señora la ayudara. El padre de la niña se acercó y le dió las gracias estrechándole la mano en señal se agradecimiento.

Ami sonrió para sus adentros pues supo ese día que su muñeca estaba próxima a llegar...

FELIZ NAVIDAD PARA TODOS LOS POETAS DE CORAZÓN


Maria*

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 07-12-2003
Última modificación: 00-00-0000


regresar



Página vista 160671 veces.