portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

Migbet


ver poemario de Migbet
ver cuentos y ensayos de Migbet

El mañana y la vida útil

Año 2004, mediados del mes de enero, ante esta computadora, ante este teclado, sustituto momentáneo del papel y la pluma, irrumpe invariable el tema que pareciera marcado, grabado en quienes sentimos el tiempo va pasando y por ende mermando el espacio de vida que nos toca menos en términos de futuro.
Ocurre que nuestras vidas, estables, pasajeras del pasar, de pronto se ve sacudida por el embate de situaciones que nos mueve el piso que hasta entonces sentíamos seguro.
La muerte de un ser querido, la enfermedad prolongada de otro, la propia salud menoscabada, raída, la decadencia en los años que marcan vejez aunque sintamos el corazón joven a pesar de lo maltrecho por alguna cardiopatía; el marco socio político en donde nos movemos, el país que habitamos, las consecuencias de los otros sentidos por nosotros, y, en el más avasallante de los casos: el amor que vuelve al otoño, al invierno en primavera... y así, un largo etcétera.

De repente en la marcha al sentir en cada poro el tiempo que va pasando, en donde vamos sumando números que en el marco de un siglo, de manera masoquista ubicamos como, cuarto o medio siglo o más de allí, nos hace pensar y meditar sobre ese mañana, que si no fuera por el calendario colgado en alguna pared, ni siquiera sabríamos el nombre del día, ni la fecha que es.

¡Mañana!, etéreo tiempo que nos apura en la sensación de ese tiempo implacable que se agota haciéndonos sentir que cada momento nuestra vida útil se va acabando, cuando en realidad lo que debemos introyectar y llevar hacia delante es la idea y convencimiento, del mañana ubicado en el hoy, que siempre habrá el tiempo que esperamos para el goce del vivir la vida que magnánimo Dios nos regala en la vida útil que tenemos en la edad que vamos viviendo.
Siempre tendremos vida útil, aunque pareciera no es así, pero díganme: ¿quién niega la utilidad de cada respiro y de cada sentir?

Seamos optimistas y no pesimistas con nuestra vida útil que va llenando los espacios del tiempo del mañana que siempre es hoy...

Migdalia B. Mansilla R.
Fecha: Enero 16 de 2004


Migbet

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 16-01-2004
Última modificación: 00-00-0000


regresar




libro de visitas

ver firmar






Copyright © 2001-2003 Comunidad Poética Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Poetic Community Inc. Worldwide Copyrights.


El mañana y la vida útil

Año 2004, mediados del mes de enero, ante esta computadora, ante este teclado, sustituto momentáneo del papel y la pluma, irrumpe invariable el tema que pareciera marcado, grabado en quienes sentimos el tiempo va pasando y por ende mermando el espacio de vida que nos toca menos en términos de futuro.
Ocurre que nuestras vidas, estables, pasajeras del pasar, de pronto se ve sacudida por el embate de situaciones que nos mueve el piso que hasta entonces sentíamos seguro.
La muerte de un ser querido, la enfermedad prolongada de otro, la propia salud menoscabada, raída, la decadencia en los años que marcan vejez aunque sintamos el corazón joven a pesar de lo maltrecho por alguna cardiopatía; el marco socio político en donde nos movemos, el país que habitamos, las consecuencias de los otros sentidos por nosotros, y, en el más avasallante de los casos: el amor que vuelve al otoño, al invierno en primavera... y así, un largo etcétera.

De repente en la marcha al sentir en cada poro el tiempo que va pasando, en donde vamos sumando números que en el marco de un siglo, de manera masoquista ubicamos como, cuarto o medio siglo o más de allí, nos hace pensar y meditar sobre ese mañana, que si no fuera por el calendario colgado en alguna pared, ni siquiera sabríamos el nombre del día, ni la fecha que es.

¡Mañana!, etéreo tiempo que nos apura en la sensación de ese tiempo implacable que se agota haciéndonos sentir que cada momento nuestra vida útil se va acabando, cuando en realidad lo que debemos introyectar y llevar hacia delante es la idea y convencimiento, del mañana ubicado en el hoy, que siempre habrá el tiempo que esperamos para el goce del vivir la vida que magnánimo Dios nos regala en la vida útil que tenemos en la edad que vamos viviendo.
Siempre tendremos vida útil, aunque pareciera no es así, pero díganme: ¿quién niega la utilidad de cada respiro y de cada sentir?

Seamos optimistas y no pesimistas con nuestra vida útil que va llenando los espacios del tiempo del mañana que siempre es hoy...

Migdalia B. Mansilla R.
Fecha: Enero 16 de 2004


Migbet

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 16-01-2004
Última modificación: 00-00-0000


regresar



Página vista 241864 veces.