portal de la poesÝa virtual
portal de la poesÝa virtual

Migbet


ver poemario de Migbet
ver cuentos y ensayos de Migbet

Cuando faltan las palabras

Hace unos dýas atrÓs, en el chat de Ŕsta pÓgina, Ólguien me pregunt˛, "quŔ era el reto de vivir". Le dije escuetamente que era el salvar todas las trabas con las que diariamente nos encontrÓbamos, me pregunt˛ entonces c˛mo hacýa para enfrentar su dýa a dýa con el Alzheimer y de pronto, yo que amo las palabras y las tengo por mont˛n..me quedŔ sin ellas. Me quedŔ en blanco, buscando la palabra justa, la que consuela, la que apoya. PensŔ en todo lo que se ha escrito sobre el tema, pensŔ en todos los tratados de psicologýa, de autoayuda, la gestalt y nada parecýa funcionar. Todo me sonaba vacýo, hueco de la verdadera ayuda. Es tan fÓcil decir cosas cuando lo que se sufre lo sufren los otros, el vecino de al lado, pero no yo.
Entonces pensŔ en lo que una amiga muy querida y cercana me dijo: los seres humanos somos valientes. Soportamos situaciones difýciles, pŔrdidas, enfermedades, ausencias, dolores fýsicos y morales que la mayorýa de las veces son mÓs duras que las fýsicas y las soportamos sin morir y seguimos viviendo a pesar de los pesares.
Entonces, quŔ palabras hacen falta para ayudar, en mi caso con el cancer pude seguir adelante por la prestancia de Ónimo que me embarg˛ siempre, pero sobre todo porque tuve a mi alrededor amigos entra˝ables que me ofrecieron sus abrazos y sus manos para apoyarme, una familia que me hizo sentir que de verdad siempre he sido hija y hermana. Es fÓcil dejarse llevar por la desesperanza cuando volteamos y vemos morir lentamente a nuestros seres queridos, cuando sabemos sin lugar a dudas que no hay posibilidad de recuperaci˛n. Pero tambiŔn debemos entender que hasta el final y por duro que sea, podemos dar amor, asistencia fýsica y espiritual y es momento que entendamos que al dar tan grande servicio nos estamos sirviendo a nosotros mismos, estamos dejando que Dios obre con nosostros y para nosotros. QuizÓs las palabras se escapen de los labios, pero lo que no debemos dejar escapar a¨n con el silencio, es un abrazo muy fuerte y el ofrecimiento de un hombro para llorar o reposar del duro vivir. Cierto, cuando faltan las palabras quedan las miradas, las oraciones, la compa˝ýa. En esta circunstancia quisiera que todos los que sufren alguna pena que crean insuperable, sepan que a pesar de la distancia, tienen a una amiga capÓz de orar y conversar a travŔs de las lýneas de un correo que nos brinda en su privacidad, la oportunidad de desahogar lo que llevamos por dentro. Cuando faltan las palabras nos queda el silencio compartido...el amor de la amistad y la fŔ de que nada en esta tierra es para siempre. Que Dios, sý existe y que a la postre nunca nos deja de su mano. Cuando faltan las palabras nos quedan las manos entrelazadas en la cadena mÓs grande de la vida: la solidaridad.


Migdalia B. Mansilla R.
delmibet@hotmail.com
migdaliabeatriz@jubilatas.com


Migbet

Copyright ę Todos los derechos reservados.

Publicado el: 07-08-2003
┌ltima modificaciˇn: 00-00-0000


regresar




libro de visitas

ver firmar






Copyright ę 2001-2003 Comunidad PoÚtica Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright ę 2001-2003 Poetic Community Inc. Worldwide Copyrights.


Cuando faltan las palabras

Hace unos dýas atrÓs, en el chat de Ŕsta pÓgina, Ólguien me pregunt˛, "quŔ era el reto de vivir". Le dije escuetamente que era el salvar todas las trabas con las que diariamente nos encontrÓbamos, me pregunt˛ entonces c˛mo hacýa para enfrentar su dýa a dýa con el Alzheimer y de pronto, yo que amo las palabras y las tengo por mont˛n..me quedŔ sin ellas. Me quedŔ en blanco, buscando la palabra justa, la que consuela, la que apoya. PensŔ en todo lo que se ha escrito sobre el tema, pensŔ en todos los tratados de psicologýa, de autoayuda, la gestalt y nada parecýa funcionar. Todo me sonaba vacýo, hueco de la verdadera ayuda. Es tan fÓcil decir cosas cuando lo que se sufre lo sufren los otros, el vecino de al lado, pero no yo.
Entonces pensŔ en lo que una amiga muy querida y cercana me dijo: los seres humanos somos valientes. Soportamos situaciones difýciles, pŔrdidas, enfermedades, ausencias, dolores fýsicos y morales que la mayorýa de las veces son mÓs duras que las fýsicas y las soportamos sin morir y seguimos viviendo a pesar de los pesares.
Entonces, quŔ palabras hacen falta para ayudar, en mi caso con el cancer pude seguir adelante por la prestancia de Ónimo que me embarg˛ siempre, pero sobre todo porque tuve a mi alrededor amigos entra˝ables que me ofrecieron sus abrazos y sus manos para apoyarme, una familia que me hizo sentir que de verdad siempre he sido hija y hermana. Es fÓcil dejarse llevar por la desesperanza cuando volteamos y vemos morir lentamente a nuestros seres queridos, cuando sabemos sin lugar a dudas que no hay posibilidad de recuperaci˛n. Pero tambiŔn debemos entender que hasta el final y por duro que sea, podemos dar amor, asistencia fýsica y espiritual y es momento que entendamos que al dar tan grande servicio nos estamos sirviendo a nosotros mismos, estamos dejando que Dios obre con nosostros y para nosotros. QuizÓs las palabras se escapen de los labios, pero lo que no debemos dejar escapar a¨n con el silencio, es un abrazo muy fuerte y el ofrecimiento de un hombro para llorar o reposar del duro vivir. Cierto, cuando faltan las palabras quedan las miradas, las oraciones, la compa˝ýa. En esta circunstancia quisiera que todos los que sufren alguna pena que crean insuperable, sepan que a pesar de la distancia, tienen a una amiga capÓz de orar y conversar a travŔs de las lýneas de un correo que nos brinda en su privacidad, la oportunidad de desahogar lo que llevamos por dentro. Cuando faltan las palabras nos queda el silencio compartido...el amor de la amistad y la fŔ de que nada en esta tierra es para siempre. Que Dios, sý existe y que a la postre nunca nos deja de su mano. Cuando faltan las palabras nos quedan las manos entrelazadas en la cadena mÓs grande de la vida: la solidaridad.


Migdalia B. Mansilla R.
delmibet@hotmail.com
migdaliabeatriz@jubilatas.com


Migbet

Copyright ę Todos los derechos reservados.

Publicado el: 07-08-2003
┌ltima modificaciˇn: 00-00-0000


regresar



Pßgina vista 241741 veces.