portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

Migbet


ver poemario de Migbet
ver cuentos y ensayos de Migbet

Entre la burla y el burladero

Burla: acción o palabra con que se pone en rídiculo a una persona.

Burladero: Valla en la plaza de toros donde se resguarda el torero.

Leo y releo estas dos palabras y me pregunto: ¿cómo levantar en el alma, en el corazón, en la mente, el burladero en el que nos refugiamos de la burla de la que somos objeto?
Sí, pienso y medito, como de pronto, ante una situación en la que nos sentimos usados, donde sentimos que hemos sido objeto de alguna villanía
nuestra reacción inmediata va desde el desconcierto, a la tristeza más profunda o a la rabia inmensa ante la impotencia de no poder, de no saber cómo actuar ante el burlón o burlona que despedaza en un instante todo lo bello que habías construído.
Pero lo peor es que esto no ocurre sólo a nivel de una relación sentimental, nos sentimos burlados si el carnicero no nos despacha la pieza de carne que pedimos y lo descubrimos cuando llegamos a casa o cuando el que nos vende la fruta nos engaña con el peso o nos coloca una fruta dañada, o cuando elegimos a nuestras autoridades y resultaron ser lo contrario de lo que creíamops que eran para el manejo de la comunidad o de un país entero.

Nos sentimos burlados con frecuencia, engañados, traicionados, pero quizás la burla que más nos toca es aquella que nos infringe el ser en quien depositamos: confianza, fidelidad, amor, pasión. deseo e ilusión...
Y entonces en un momento descubres que la moneda sí tiene dos caras y que el refrán, caras se ven corazones no" puede ser una certeza cruel.

De repente me siento como sentada en algún tendido de alguna plaza de toros y miro en el ruedo a mi corazón buscando afanosamente el burladero para no ser embestido por el miura de la falsedad.

De repente siento que la vida es hermosa y que nadie tiene el derecho de jugar con lo más frágil que tenemos en la fortaleza que sentimos, que son nuestros sentimientos más puros.

De repente siento que el capote y la espada no son suficientes y hay que apelar al estoque para eliminar el dolor.

De repente siento y siento y siento....


Migdalia B. Mansilla R.
Fecha: 19/02/2003






Migbet

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 30-04-2003
Última modificación: 00-00-0000


regresar




libro de visitas

ver firmar



Página vista 274393 veces.