portal de la poesía virtual
portal de la poesía virtual

Bienvenido a la Comunidad Poeta Virtual


Listado de poemas

 
ANTONIO GAMONEDA
  Ví lavandas sumergidas 0

  Ví lavandas sumergidas en un cuenco de llanto y la visión ardió en mí

 
ANTONIO GAMONEDA
  Detrás de la oscuridad ... 0

  Detrás de la oscuridad están los rostros que me han abandonado. Yo ví

 
CONCHA ZARDOYA
  Espejo antiguo 0

  Mitad en sombra, mitad en luz, el espejo es ventana o caverna difusa

 
CONCHA ZARDOYA
  Estatuilla 0

  Itálica belleza sobrenace al mirar la estatuilla que recibo de una mano

 
JORGE VALDÉS DÍAZ - VÉLEZ
  El desastre 0

  El ángel de pasión dejó tu casa con un desorden tal que no sabías

 
CONCHA ZARDOYA
  La cabra que danza 0

  La trompeta del fauno acompaña la danza: gira y brinca a la sombra

 
JORGE VALDÉS DÍAZ - VÉLEZ
  La otra rosa 0

  Ella besó en la rosa (su nombre fue una espina brutal y femenina

 
CONCHA ZARDOYA
  Desnudo casi 0

  Desnudo casi, ¿mirando lo que escribo ante tus ojos? ¿Aquel lejano punto

 
JORGE VALDÉS DÍAZ - VÉLEZ
  La invitada 0

  Tienes que detenerla --dijo. Su voz temblaba con pasión. Me gustaba

 
JORGE VALDÉS DÍAZ - VÉLEZ
  Ex-libris 0

  He vuelto a releer aquellos versos que hablaban del amor y que leímos

 
JORGE VALDÉS DÍAZ - VÉLEZ
  Xochiquetzal 0

  Anoche te soñé. Llevabas una gabardina de piel, y abajo nada. Era otoño

 
JORGE VALDÉS DÍAZ - VÉLEZ
  Matzhevá 0

  En un libro de mi padre, leo la frase: A ti, que me estás leyendo

 
JORGE VALDÉS DÍAZ - VÉLEZ
  El fotógrafo y la modelo 0

  El tiempo que fue siempre tu enemigo se detuvo en tu imagen. Ya eres esa

 
JORGE VALDÉS DÍAZ - VÉLEZ
  Pro nobis 0

  De nuevo abrió sus fauces calientes el Averno. Vienen las pesadillas

 
JORGE VALDÉS DÍAZ - VÉLEZ
  Los proscritos 0

  Lo más original no fue el pecado ni la ira de Dios, ni la serpiente

 
LINA ZERÓN
  Dime amor 0

  Qué harás? Si sobrevivo sin ti a la furia de la noche, y desnuda atravieso

 
LINA ZERÓN
  En el desnudo mar 0

  Duermo en la ondulación de tu cuerpo. Besándote despierto y besándote

 
LINA ZERÓN
  Evidencia 0

  Mi piel nunca será cercada frontera ni apacible galaxia ni éxodo

 
LINA ZERÓN
  Sombrío reflejo 0

  Me lastiman tus ojos que destrozan con impaciencia mis contornos

 
LINA ZERÓN
  Aire inerte 0

  Reina de las profundidades de la tierra, fiera devorando la vida

 
LINA ZERÓN
  Imagen cotidiana 0

  Este desánimo eterno y pegajoso, esta intransigente búsqueda perfecta

 
LINA ZERÓN
  La casa 0

  Llegó el momento de partir el hogar en dos. Bien: comencemos

 
LINA ZERÓN
  Ahí, donde 0

  En la blanda cavidad de mi cuerpo ardes. En el espacio donde impera

 
LINA ZERÓN
  Desconsuelo 0

  Dios ¿dónde estás? Acaso en la débil ala de una mariposa, o en la gaviota

 
JOSÉ HIERRO
  Cuaderno de Nueva York (La mano es la que recuerda) 0

  La mano es la que recuerda. Viaja a través de los años, desemboca

 
JOSÉ HIERRO
  Cuaderno de Nueva York (Sólo materia de sombras) 0

  Sólo materias de sombras, criaturas de la noche, nubes espectrales

 
JOSÉ HIERRO
  Villancico en Central Park 0

  Vistió la noche, copo a copo, pluma a pluma, lo que fue llama y oro

 
JOSÉ HIERRO
  A orillas del East River (I) 0

  En esta encrucijada, flageada por vientos de dos ríos que despeinan

 
JOSÉ HIERRO
  A orillas del East River (II) 0

  Yo ya no lloro, excepto por aquello que algún día me hizo llorar

 
HÉCTOR ROSALES
  El fervor 0

  Puede ser la humilde vibración de las hojas del parral de un patio al sur

 
MARÍA SANZ
  Muchacho fugaz 0

  Recuerdo que era invierno, que los almeces iban cobijando mi vuelta

 
MARÍA SANZ
  Tú y yo nos encontramos... 0

  Tú y yo nos encontramos en Washington Square. Me invitaste a cenar

 
MARÍA SANZ
  Corral de los olmos 0

  Tarde será cuando tu voz se filtre, almuédano, a través de estas paredes

 
MARÍA SANZ
  El muro 0

  Cada día renace tu esperanza, tras unos golpes secos contra toda su inútil

 
MARÍA SANZ
  Alguien que no soy yo 0

  Alguien que no soy yo lleva la cuenta de las horas felices, de las tardes

 
MARÍA SANZ
  Nadie te ha dado nada 0

  Nadie te ha dado nada, tú lo sabes. Y lo entiendes mejor cada mañana

 
MARÍA SANZ
  A quien sabrá perderme y acabarme 0

  Aunque siempre viviste con préstamos de amor, por cuenta ajena

 
MARÍA SANZ
  En la morada de la luz escribo... 0

  En la morada de la luz escribo, con una transparencia contenida

 
MARÍA SANZ
  Memoria de Veruela 0

  Los árboles entonan su nostalgia al compás de la brisa

 
MARÍA SANZ
  El hombre que resiste 0

  El hombre que resiste es menos infeliz, acusa poco la llegada del mal

 
REINALDO ARENAS
  Dos patrias tengo yo: Cuba y la noche 0

  Dos patris tengo yo: Cuba y la noche, sumidas ambas en un solo abismo

 
REINALDO ARENAS
  Epigrama 0

  Sus escritos, señora Norka o Nurko, más que en español están en turco

 
REINALDO ARENAS
  Voluntad de vivir manifestándose 0

  Ahora me comen. Ahora siento cómo suben y me tiran de las uñas. Oigo

 
REINALDO ARENAS
  Tú y yo estamos condenados 0

  Tú y yo estamos condenados por la ira de un señor que no da el rostro

 
REINALDO ARENAS
  De modo que Cervantes era manco 0

  De modo que Cervantes era manco; sordo, Beethoven; Villon, ladrón

 
REINALDO ARENAS
  No es el muerto quien provoca el estupor 0

  No es el muerto quien provoca el estupor, es la sorpresa de ver cómo

 
REINALDO ARENAS
  Autoepitafio 0

  Mal poeta enamorado de la luna, no tuvo más fortuna que el espanto

 
GIOCONDA BELLI
  Milagros 0

  En la pantalla -mi telescopio hacia el cosmos- mi red de atrapar palabras

 
GIOCONDA BELLI
  Huellas 0

  Pronto me marcharé a selvas de humo y de concreto andré calles

 
GIOCONDA BELLI
  Permanencia de los jardines 0

  En el enrevesado espeso matorral de mis floraciones has laborado

 
GIOCONDA BELLI
  Oda a un país güegüense 0

  Este país me somete a su pasión, a su locura, a la droga de tardes

 
GIOCONDA BELLI
  Oscuridades del amor 0

  Digo que nuestro amor ha sido como un crucero de lujo surcando acerados

 
GIOCONDA BELLI
  Creación 0

  La soledad del escritor La fragua lenta, íngrima, de la palabra -el peligro

 
GIOCONDA BELLI
  Gozos cibernéticos 0

  Aquí estoy: venada sobre el pasto azul. Los horizontes son planos

 
LEOPOLDO MARÍA PANERO
  Bello es el incesto 0

  Bello es el incesto. Hay torneo de lanzas, y juegos y el vino promete

 
DAVID ESCOBAR GALINDO
  El futuro 0

  Yo amo esta tierra pobre y apretada que más se expande cuanto más

 
AGUSTÍN LABRADA AGUILERA
  No existe más oasis que tu cuerpo escucha el poema

  Mientras dura el relámpago, ardemos lluviosos en su aroma que ilumina

 
ERNESTO CARDENAL
  El Oficio Nocturno escucha el poema

  Dos AM. Es la hora del Oficio Nocturno, y la iglesia en penumbra parece

 
ERNESTO CARDENAL
  Hazme justicia Señor (Salmo 25) escucha el poema

  Hazme justicia Señor porque soy inocente Porque he confiado en ti

 
EYRA HARBAR
  Pescado 0

  Como sedales aún mojados que no niegan la huella en que anda

 
EYRA HARBAR
  Muelle 0

  El mar se ancla dormido en la pacífica piedra del muelle, la pared

 
EYRA HARBAR
  Soplo 0

  Entiendo al aire cuando lo impulso, desde mi boca lo llevo al caracol

 
EYRA HARBAR
  Estibador 0

  Anclando el ebrio movimiento de sus hierros, la nave espera madurar

 
EYRA HARBAR
  Cosas de mujer 0

  La primera vez la sangre, como hija, caminó por la vida con su verdad

 
EYRA HARBAR
  Aguacate 0

  Prendada estoy del aguacate. No dejo de pensar en su acuosa existencia

 
EYRA HARBAR
  Viendo llover 0

  La atormentada necesidad del agua va raptando el último agujero de sol

 
JUAN DE TASSIS Y PERALTA
  A los presagios del día del Juicio 0

  Cenizas que aguardáis aquella trompa para unir las especies desatadas

 
FRANCISCO DE QUEVEDO
  Memoria inmortal de don Pedro Girón, Duque de Osuna, muerto en la prisión 0

  Faltar pudo su patria al grande Osuna, pero no a su defensa sus hazañas

 
FRANCISCO DE QUEVEDO
  Descuido del divertido vivir a quien la muerte llega impensada 0

  Vivir es caminar breve jornada y muerte viva es, Lico, nuestra vida, ayer

 
FRANCISCO DE QUEVEDO
  Arrepentimiento y lágrimas debidas al engaño de la vida 0

  Huye sin percibirse lento el día y la hora secreta y recatada con silencio

 
FRANCISCO DE QUEVEDO
  Represéntase la brevedad de lo que se vive y cuán nada parece lo que se vivió 0

  Ah de la vida! ¿Nadie me responde? Aquí de los antaños que he vivido

 
LEOPOLDO MARÍA PANERO
  Abandono 0

  Fui a cagar en tu cuerpo, por verlo tan desnudo. Hoy es tu alma un despojo

 
FRANCISCO DE QUEVEDO
  Letra satírica a diversos estados (Lindo chiste) 0

  Hay mil doncellas maduras que guardan virgos fiambres, hasta que a fuerza

 
ENRIQUE GONZÁLEZ MARTÍNEZ
  Casa con dos puertas escucha el poema

  Oh, casa con dos puertas que es la mía, casa del corazón vasta y sombría

 
ENRIQUE GONZÁLEZ MARTÍNEZ
  Dolor escucha el poema

  Mi abismo se llenó de su mirada, y se fundió en mi ser, y fué tan mía

 
ENRIQUE GONZÁLEZ MARTÍNEZ
  Romance del muerto vivo escucha el poema

  Hay horas en que imagino que estoy muerto; que sólo percibo formas

 
ENRIQUE GONZÁLEZ MARTÍNEZ
  Ultimo viaje escucha el poema

  Camino del silencio se ha ido. Va adelante de mí. Lleva su antorcha

 
ENRIQUE GONZÁLEZ MARTÍNEZ
  Soledad del poeta escucha el poema

  El iris de las alas bajo el manto; en la pálida sien, lauro y encina

 
ENRIQUE GONZÁLEZ MARTÍNEZ
  El ladrón escucha el poema

  Del jardín de mis hurtos, fui señor y soy reo. Abrí todas las puertas del edén

 
LUIS RIUS AZCOITA
  Canción de amor y sombra escucha el poema

  Quiero sembrarme en ti. No me conformo con tu piel, ni con tu risa

 
JAIME SABINES
  Tú eres mi marido escucha el poema

  Tú eres mi marido y yo soy tu mujer. Tú eres mi hermana y yo

 
MANUEL BENÍTEZ CARRASCO
  Soleá del amor indiferente escucha el poema

  Ni rencores ni perdón. ¡No me grites. No me llores! ¡lo nuestro ya se acabó!

 
ENRIQUE LIHN
  Del mar espero barcos, peces, olas 0

  Del mar espero barcos, peces, olas, del cielo nada más que sol y viento

 
ALVARO MIRANDA BURANELLI
  aria 0

  de pronto, en medio de la representación, cantó nadie lo había invitado

 
ALVARO MIRANDA BURANELLI
  caída libre 0

  cuántas galerías, corredores, salas de espera aguardando

 
ALVARO MIRANDA BURANELLI
  sesgo 0

  si vamos hacia algo de pronto, una movida equivocada nos desvía

 
ALVARO MIRANDA BURANELLI
  ningún gato 0

  Conduciendo el automóvil por la carretera, en medio de la noche la luz

 
ALVARO MIRANDA BURANELLI
  mi ángel 0

  el ángel vino a mí de pronto, me protegió tenía el rostro de mi madre

 
ALVARO MIRANDA BURANELLI
  camino polvoriento 0

  al principio es un pequeño pueblo cercano a una montaña y hay una vida

 
JAIME TORRES BODET
  Continuidad escucha el poema

  No has muerto. Has vuelto a mí. Lo que en la tierra —donde una parte

 
JAIME TORRES BODET
  Civilización escucha el poema

  Un hombre muere en mí siempre que un hombre muere en cualquier lugar

 
JAIME TORRES BODET
  La noria escucha el poema

  He tocado los límites del tiempo. Y vuelvo del dolor como de un viaje

 
JAIME TORRES BODET
  Patria escucha el poema

  Esta piedad profunda es tierra mía. Aquí, si avanzo, lo que toco es patria

 
JAIME TORRES BODET
  Ahora escucha el poema

  Ahora que las últimas cohortes incendiaron las últimas praderas

 
JAIME TORRES BODET
  Nunca escucha el poema

  Nunca me cansará mi oficio de hombre. Hombre he sido y seré

 
ALFONSINA STORNI
  El tumulto escucha el poema

  Yo fui la planta llena de hojarasca de torcida raiz, si que bien honda

 
RUBÉN DARÍO
  Los motivos del lobo escucha el poema

  El varón que tiene corazón de lis, alma de querube, lengua celestial

 
EUGENIO FLORIT
  Seguro pensamiento 0

  Estas noches así basta la luna que redonda en su luz sube a los altos

 
JOSÉ EMILIO PACHECO
  Horas altas escucha el poema

  En esta hora fluvial hoy no es ayer y aún parece muy lejos la mañana

 
JOSÉ EMILIO PACHECO
  El mar sigue adelante escucha el poema

  Entre tanto guijarro de la orilla no sabe el mar en dónde deshacerse



regresar


en las páginas de los poetas haz click en las pinturas para navegar por las páginas


antología hispanoamericana





Copyright © 2001-2003 Comunidad Poética Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2001-2003 Poetic Community Inc. Worldwide Copyrights.